Hoy quiero hablarles del amor propio, eso es algo que nadie nunca debe perder, jamás debemos sentirnos inferiores a nadie.

Aprendan algo: no somos ni mejores ni peores que nadie. Somos iguales.

Somos seres especiales. Se que eso pasa por cosas que vivimos, nos sentimos inferiores, feos, etc., pero llega un momento que nos ponemos un alto y ya no debemos seguir en eso.

Saben algo, la más bonita de todas es la belleza interior, pues ¿De qué sirve ser bellos por fuera si somos espantosos por dentro? Todas las personas que cuenten con esa belleza interior tienen que estar alegres de eso.

Es bonito cuando alguien te da las gracias por ser una persona especial, por un consejo, por tu apoyo en un momento determinado, entre otras, uno se siente feliz de poder hacer feliz y ayudar a las demás personas.